Colombia uno, Brasil cero. 


colombia-brasil

Cada que juega la selección Colombia empiezan a aparecer personas en Barranquilla disfrazadas de marimondas o niños que se llaman James Falcao. En las ciudades lejanas se paralizan las labores y en mí llega un recuerdo.

Yo no soy muy fanático de la Selección Colombia, no me pudro si me llego a perder un partido suyo, pero ese día quería ir a ver ese cotejo que después del Mundial de Brasil se convirtió en folclórico, más que en clásico como lo llaman muchos.

Colombia y Brasil se enfrentaban por la eliminatoria al Mundial de Rusia y ahí estábamos nosotros adornando la casa de una amiga que cumplía años ese día. Justo ese día.

Las luces apagadas, la sorpresa lista y la homenajeada nada que llegaba. El partido empezó, en la casa, como casa de parejas modernas, no había televisor. El radio no sintonizaba bien y el búnker en el que vivían impedía la entrada de datos para los más interesados en saber qué pasaba en Brasil.

De un momento a otro alguien dijo: parce, yo tengo la clave del wifi de acá. Voy a averiguar cuánto va el partido.

En ese momento, el reloj marcaba las ocho y veinticinco minutos de la noche, por lo que entre cuchicheos nos dijimos que estaba por terminarse el primer tiempo.

El amigo, que terminó siendo el hermano de la cumpleañera volvió a decir: ya encontré el dato, ganó Colombia uno a cero.

La euforia que se vivió fue hermosa, más hermosa que la que iba a sentir la cumpleañera llenándola de calor.

Quisimos saber qué tal había sido el juego y el muchacho soltó esta perla: tal parece que Bacca se jugó un partidazo, porque hizo un gol y salió expulsado.

¡Qué! Nos perdimos el mejor partido de la eliminatoria y esta vieja nada que llega.

El hombre siguió con sus datos: Sí, también echaron a Neymar.

Alguien celebró, dijo que qué bueno, que era lo mínimo que merecía por piscinero.

Después un cuerdo en medio de esa locura dijo: oiste, pero esas estadísticas están igualitas al partido del año pasado.

Y ahí es donde los cuerdos nos hacen estrellar al suelo a los locos por el fútbol, ya estábamos hasta tomándonos el guaro que habíamos comprado para el cumpleaños.

El hermano de la cumpleañera nos dijo su último dato, el más desalentador de todos: Gol de Brasil.

¿Gol? ¿Cómo así? ¡Un gol después del minuto noventa es imposible!

Sí, tristemente el confiado hermano, que se estaba ganando el corazón de todos los presentes, admitió su error: estaba viendo las estadísticas del partido de Colombia y Brasil en la Copa América. Brasil acababa de hacer gol, Colombia perdía el partido y nosotros la esperanza de que la cumpleañera llegara.  

Comentarios

Comentarios

Iniciar sesión

Ingresa a nuestra comunidad - hagamos humor juntos!

Don't have an account?
Registrarse

Recuperar contraseña

Clic aquí para recuperar contraseña

Back to
Iniciar sesión

Registrarse

Comunidad Internautista

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format