Diciembre, el mes más tortuoso para salir

Cómo sobrevivir al trancón, el tumulto y el alboroto que trae consigo el mes más querido de todos


Diciembre, el mes de la navidad, las luces, la natilla, el buñuelo, el engorde colectivo, la familia, el volador, el taxi ocupado, las novenas, el estrén. Diciembre, el mejor mes del año, el de la parranda, la marranada, el sancocho, los permisos para salir antes del trabajo, las reuniones familiares en donde después de toda una vida uno sigue conociendo primos que todavía no entiende de dónde aparecen -como la plaga multiplicándose-, las uvas, el sahumerio, los propósitos que no llegan ni a febrero del próximo año y sabrá el dios del universo el mes de cuántas cosas más.

¡Ay, diciembre! Definitivamente el mes más tortuoso para salir en transporte público, particular e incluso para quienes heroicamente salen a pie por toda la ciudad en busca del aguinaldo para la mamá, el papá, el novio, el tío, la vecina y hasta para la moza por aguantarse todo el año ese bajo perfil y no pedir mucho.
Pero entonces, cómo sobrevivir al trancón, el tumulto y el alboroto que trae consigo el mes más querido de todos

1. Preste su casa para las festividades:

¡Claro! Si en su casa se realizan todas estas reuniones familiares que surgen en diciembre, no tendrá que preocuparse por llegar a altas horas de la madrugada sano y salvo a su casa. Finalmente será mejor organizar el desorden al día siguiente que pasar horas esperando un taxi desocupado, horas llegando a casa y si lo encuentra rogar para que lo lleve al barrio donde vive, porque los queridísimos taxistas en diciembre se vuelven más picados y creídos que marrano estrenando lazo.

2. Mantenga en su bolsillo un silbato:

¡¿Qué, pa’ qué?! Fácil, en el mes del compartir los que más salen beneficiados son los amigos de lo ajeno, esos ladroncillos que creen que compartir es sacar una buena suma de dinero del bolso ajeno; o sino, aquellos mani largos expertos en caminar tocando las chachas, nalgas o bien llamadas posaderas de la muchacha querida que está comprando los aguinaldos; y bueno, por el tema de la equidad de género, también las mani largas que van por ahí rozando todo paquete provocativo que se encuentren en su caminar. Entonces, si usted se siente en peligro sea por robo o por acoso -aunque se lea gracioso es un tema completamente peligroso- coja el silbato y haga el drama más grande de su vida, como si fuera Mia Colucci, hágase notar y pida ayuda.

3. Llénese de paciencia:

Finalmente, nada podrá evitar que usted en este mes se tope al menos con una situación de este tipo, pero la paciencia será su mejor aliada para estos momentos ¡Parchese! que no esperamos 11 meses para al final convertirnos en ese temido grinch de la navidad.

Comentarios

Comentarios

Iniciar sesión

Ingresa a nuestra comunidad - hagamos humor juntos!

¿No tienes una cuenta?
Registrarse

Recuperar contraseña

Clic aquí para recuperar contraseña

Back to
Iniciar sesión

Registrarse

Comunidad Internautista

Back to
Iniciar sesión
Escoge un formato
Artículo
Lista
Meme
Video
Audio
Imagen