El Mártir del Guayabo

Se vino Semana Santa y no avisó. Parece que fue ayer ese segundo día de enero cuando despertó sumercé en un potrero abullonado, arrepentido, sin un centavo, con la boca sabiéndole a ungüento irlandés y la cremallera reventada. Y ahora lo ataca un nuevo receso vacacional, quiere pensar que será diferente, que conservará la cordura penitente del recluido. Ambos sabemos que no es así, que la decadencia llama y el tumulto apremia, que es uno de los elegidos ancestrales, un Mártir del Guayabo.


[zombify_post]

Comentarios

Comentarios

Box

Productor musical casero, aspirante a relator de historias y fundador de A.C.O.S.T.A.D.O. (Asociación Continental de Ociosos Sindicalizados, Trabajadores Abstinentes y Desempleados Orgullosos).

Son siempre bienvenidos sus acertados halagos, cuestionables sugerencias y despreciables críticas. ¡Ahí nos leemos!

No te pierdas estos