El Veraneado Precavido

Si cuenta mundiales entre cita y cita, mi célibe amigo, usted me requiere. A continuación le indico, si quiere, cómo no embarrarla con la señorita.


Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Consejos para el Caballero con Citas Románticas Esporádicas (y Ñapas para la Dama Solitaria)

Le ha ido mal en el amor, estimado internauta, no lo niegue, de lo contrario no estaría leyendo esta pendejada sino contestando el mensaje de texto de la novia, en el cual ella le escribiría “Mi cielo, listo lo del trío, mi amiga Marce dice que encantada, Ángela también quería pero le dije que mejor la próxima semana.” Sumercé no pertenece a esa especie afortunada, le ha tocado ganarse a pulso sus bluyineadas, cuenta los polvos por décadas y cuando la tía Magola le reprocha la soltería le responde “Mejor solo que mal acompañado”.

Le surge tan aisladamente una oportunidad, que cuando llega la hora de la verdad comete errores de novato que le cuestan el paso de veraneado a primaveral. ¡Eso se acabó!, estoy para ayudarle con algunas sugerencias prácticas que me han permitido, modestia aparte, finiquitar cortejos con tres parejas a partir de las Olimpiadas de Beijing. Bueno, dos, la tercera recibió una llamada del trabajo a medianoche, casualmente cuando saqué a volar el edredón para meternos a la cama y quedaron al descubierto mis sábanas de los X-Men, lástima que no pudo ver mi pijama de Hulk.

Dispositivos de tela de uso nocturno para ahuyentar encuentros sexuales.

Poquitos pero benditos, acá van los consejos:

1.      Si lleva algún tiempo sin entablar pretensiones amorosas con una doña, no acepte propuestas de caminatas o actividades de esparcimiento que le obliguen a llevar sudadera o pantalones cortos para ejercicio: la tela de estos artículos es suave o transparente, y si ocurre algún contacto o roce furtivo, el aumento de tamaño y dureza del componente alargado de su parte genital será difícil de ocultar. Si es inevitable la vestimenta deportiva, lleve puestas debajo tres piezas de ropa interior ajustada; el tono de su voz se elevará, pero sus vergüenzas descenderán.

2.      En citas nocturnas es bien visto lucir pantalón formal o de mezclilla, esto será de gran provecho si considera que se puede presentar intercambio labial. Procure que la hebilla del cinturón sea del mayor grosor posible, así al tomar por la cintura a la doncella y acercarla para el  protocolo salival, se creará un vacío entre las zonas pélvicas que evitará para ella la sensación táctil del calambre llanero fortuito al que se verá sometida su dotación viril. La compostura se mantendrá y no existirán malos entendidos explosivos o punzadas inoportunas.

Cualquiera le sirve para conservar prudente distancia.

3.      Cuando hay señales previas de inminencia de catre, debe evadirse a toda costa la cena previa opípara, abundante en grasas, fibra, granos y cereales; la interacción de dichos elementos generará depósitos de gas incómodos, y se verá usted en la disyuntiva entre aguantar lo que se viene de atrás –una vergüenza sonora, aromática y escatológica–, o lo que empuja adelante –un bochorno de precocidad pasional–. Consuma carbohidratos complejos o azúcares procesados químicamente, de tal forma que su reserva energética y coeficiente de recuperación se incrementen a niveles dancísticos champeteros. El bolo alimenticio será rígido y la salida fatigosa, sin embargo, el óptimo amorío de dos días atrás habrá valido cualquier sacrificio.

Para la doña

Para la Doña

Ahora me ocupo de sumercé, doña, aunque el asunto tratándose de damas en abstinencia forzosa es más sencillo:

1.      No se practique cirugías estéticas, son peligrosas e innecesarias; mejor invite al caballero de sus afectos a una botella de tequila: cumple la misma función y es más barata.

2.      Si no ha encontrado al príncipe azul y a estas alturas le da lo mismo un plebeyo desteñido, esta táctica es infalible: vaya al Éxito el miércoles, ese día hay descuento en verduras, frutas y carnes y las señoras de hogar asisten masivamente. Verá a muchas de ellas acompañadas por sus hijos ya entrados en años, no están ahí por buenos hijos, sino porque tuvieron múltiples derrotas en temas del corazón y se quedaron para siempre en el nido. Elija al menos desagradable, abórdelo, téngale paciencia porque va a estar tembloroso, no mire por debajo de la cintura si él va en sudadera, y rematando, invítelo a salir sosteniendo coquetamente la botella de tequila que le dije. ¡Salud!

Es todo por hoy. Para que pueda yo seguir compartiendo mi trascendental conocimiento,  no olvide, patroncito, hacer su donación en efectivo; mi señora, le recibo donación de cualquier índole. Agradezco su atención, permiso que es miércoles y me voy a acompañar a mi mamá a hacer mercado, ¡hasta pronto!

Box © ®

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Comentarios

Comentarios

Iniciar sesión

Ingresa a nuestra comunidad - hagamos humor juntos!

¿No tienes una cuenta?
Registrarse

Recuperar contraseña

Clic aquí para recuperar contraseña

Back to
Iniciar sesión

Registrarse

Comunidad Internautista

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Story
List
Meme
Video
Audio
Image