La caída de la coca y el surgimiento del spinner.

Un vistazo a los juegos repetitivos, repetitivos, repetitivos.


Hace décadas los salones de clase y los patios escolares se llenaban del glorioso sonido de la coca, también conocida como balero. Clack clack clack. Competiciones de resistencia se llevaban a cabo día tras día, con lluvia o sol. Este popular juego tradicional latinoamericano rastreado hasta la época precolombina ocupaba las mentes del estudiantado por semanas, hasta que llegaba el Yo-Yo o el trompo a ocupar su lugar. En aquellos días no habían tutoriales de coca o trompo en youtube porque no había youtube, solo la práctica disciplinada al mejor estilo shaolin. “El camino de la coca”.

balero-1.gif

Jugar coca era fácil. El palito va en el hueco (Ley natural básica de supervivencia), y luego se repite y se repite y se repite hasta que el jugador falle. Este cuenta el número de encholadas (una encholada o encholocada es la acción individual de meter el palo en el hueco), y quien haga más establece el récord a romper. También se puede jugar de manera que dos coqueros empiecen al tiempo y quien falle en meter el palo en el hueco primero, pierde. Pero el mundo cambio de repente y la coca se abandonó en los cajones del olvido, junto al trompo, el Yo-Yo y el piquis, este ultimo se jugaba con las bolas… de cristal por supuesto.

giphy-12.gifAhora todo es acerca del spinner. El famoso y multiterapéutico aparatillo que gira entre los pulgares e índices de todo el mundo, y que según expertos (en mercadeo tal vez) controla el déficit de atención y ayuda en casos de autismo. Lo cierto es que se ha vendido como tamagochi caliente o como palo de selfie. Y aunque no tengo nada en contra del fidget spinner, tampoco tengo nada a favor. Es un juguete más, que tiene de su lado el beneficio de las redes. 

Estoy seguro de que si en los tiempos de la coca hubiésemos tenido facebook y youtube, la coca o valero habría sido un fenómeno viral; Habríamos visto a Justin Bieber jugando en coca de oro; habríamos tenido todo tipo de artículos seudocientíficos hablando  de los beneficios de la coca para el déficit de atención y la hiperactividad (que entonces se llamaban falta de juete); y habríamos visto debates religiosos acerca del origen diabólico del popular juguete. No obstante la red no estuvo allí y estos juguetes a diferencia del spinner nunca tendrán los millones de likes que se merecen. Larga vida al fidget spinner y prosperidad al slime.  Yo me voy a buscar mi coca y mis bolas… Las de cristal por supuesto.

giphy-11.gif

Comentarios

Comentarios

Gus Arango

English teacher and teacher trainer. Padre de dos las 24 horas del día. Superheroe en las noches y zombie durante octubre. Gamer y otaku. Algo friki y un poco geeky. Amado esposo aun no casado. Jinete del barril y ladrón en las sombras. Ávido lector y  adicto a las películas. Yogi en las mañanas y feliz la mayor parte del tiempo.

Iniciar sesión

Ingresa a nuestra comunidad - hagamos humor juntos!

Don't have an account?
Registrarse

Recuperar contraseña

Clic aquí para recuperar contraseña

Back to
Iniciar sesión

Registrarse

Comunidad Internautista

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item