Lo tengo chiquito, ¡y no necesito tu aprobación!

El tamaño importa, de lo contrario, King Kong no se hubiera levantado semejante hembronón.


No deje que lo engañen los motivadores personales, no le coma cuento a las historias con moraleja tipo “lo que vale son los sentimientos”. Hay tres formas de ser feliz en la vida para un macho alfa, o macho omega, como quien les escribe: dinero, pinta y dotación genital; con alguna de esas tres bendiciones suple las demás, con dos o el paquete completo, el mundo es suyo.

¿Y qué hacemos los que carecemos de esa santa trinidad?, bueno, dedicarnos a escribir artículos para portales de Internet, por ejemplo, o entorpecer publicaciones e insultar a figuras públicas vía ciberespacio, como hacen los haters y trolls. El punto es que el billete y la apariencia, o su ausencia, se pueden disimular, pero la magnitud de su mejor amigo cilíndrico, no.

Puede que nunca le hayan dicho “Mi amor, ¿y esa cosita, qué?”; usualmente las parejas prefieren la diplomacia, y optan por reaccionar de la misma forma que cuando reservan habitación de hotel por fotos, y luego la suite real con vista al mar resulta ser un gallinero con ventana al desagüe: “…pues si ya llegamos hasta acá, hagámosle porque no hay más…”. Ese silencio tenso no significa que deba sentirse orgulloso, le faltan centímetros, lo sabe.

Sufre con las alusiones al Tino Asprilla y Nacho Vidal que escucha secretamente de conversadoras desprevenidas en restaurantes, bares o el transporte público. Ha leído y tratado de poner en práctica los cuarenta manuales tántricos kamasútricos que devoró con la ilusión de sustituir sus pequeñeces corporales con virtudes estilísticas. Mira de reojo al compañero de orinal con la esperanza de hallarlo menos poderoso. Consulta frecuentemente las tablas de medidas oficiales de cada país para consolarse con las cifras de algunos territorios de oriente. Y, finalmente, decide sujetar al toro por los cuernos: prótesis o cirugía.

Las ayudas quirúrgicas son básicamente embustes de la medicina alternativa, no crea en teguas, no pierda sus ahorritos, ¿de dónde van a sacar flores si no hay jardines? Tampoco desperdicie sus bien ganados centavos en un aparato artificial tamaño XXL: por muy realista, por muy cómodo y ajustado que se sienta al implementarlo encima de su miniatura, sigue siendo una mentira, un tachón en su alma, y corre el riesgo –esto me lo contó un compadre– de hacer infartar a la doña cuando por accidente se desprenda, se quiebre o salga a volar el mentado juguete en una maniobra de cambio de posición.

¿Quiere sacarle el mejor partido a la situación?, haga lo que hizo el cuate del párrafo de arriba: riegue el chisme de su virilidad microscópica o haga que una doña disgustada lo distribuya; cuando sepan que sumercé salió poco premiado en la zona noble, van a morir de curiosidad por saber si es cierto, ahí aumentarán sus chances de entrar en amorío. Piénselo, si llegan con la expectativa de ver un circo de pulgas, no habrá decepción, ¿y quién quita?, de pronto se toparon antes con uno todavía más diminuto, y al suspiro de alivio, seguirá la expresión mental que le mencioné hace un rato: “…pues si ya llegamos hasta acá, hagámosle porque no hay más…”.

Permiso que voy donde la modista a que me arregle estos preservativos, salieron como muy grandes. Buen día.


Box © ®

Comentarios

Comentarios

Iniciar sesión

Ingresa a nuestra comunidad - hagamos humor juntos!

Don't have an account?
Registrarse

Recuperar contraseña

Clic aquí para recuperar contraseña

Back to
Iniciar sesión

Registrarse

Comunidad Internautista

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format