Tips de sensualidad para hombres peludos


hombres peludos

Desde muy pequeño siempre he querido ser peludo, hombre de pelo en pecho, todo un mero macho mexicano, algo así como Zangief, con barba y cresta, pero no. La genética me desfavoreció heredándome la barba de mi mamá, lo que me dejó un hermoso odio para todo aquel que tuviera más pelos que yo.

Lo bueno, fue que pese a mi sueño de ser peludo, el porno contribuyó a que me reivindicara con la vida, pues para muchos, en una ecuación súper rara, tener pelos es estar sucio. Como si de tierra untada se tratara. Ahí fui feliz, pero a la vez me puse triste por mis amigos peludos, que no son perros, (bueno, algunos sí) y a quienes decidí darles unos tips de sensualidad para que la vida sexual sea más placentera y menos vergonzosa.

1. La depilación

Para nadie es un secreto que hay mujeres que llegan más fácil al orgasmo estripando una espinilla que en una faena de dos horas y media, pero amigo, si usted tiene pelo en pecho y espalda, se afeita y a la media hora ya está barbado otra vez. Por favor, no le pida a ella, previo al acto, o en una tarde de películas de Hugh Grant y Julia Roberts, que por favor lo afeite.

No es para nada sensual que ella quiera que usted le haga hasta para vender mientras ven Notting Hill y usted saque la barbera para que ella haga una fiesta en su espalda.

Además, procure hacer eso en privado y varios días antes. Tampoco quieren que usted sea un bombombum rojo cuando esté con ella a causa de la irritación que pueda producirle el encuentro con su máquina, la cera o el hilo.

2. Los juegos aprendidos en el porno.

Hay que reconocer que The Film Zone educó en artes sexuales a toda una generación, así no pudiera ver nada de acción, uno era feliz con una teta que apareciera en pantalla. Y gracias a ese porno de saxofón, aprendimos que a la hora de estar con alguien, tanto hombres como mujeres, disfrutan de untarse cosas encima.

Pero amigo peludo, usted que cuando se quita la camisa parece que lo hubiera invadido una colonia de hormigas, evítelo. En serio. No use miel, chantilly, lecherita, arequipe ni nada de esas cosas dulces que muestran en el porno para embadurnarse en ellas. Su mujer se lo agradecerá, porque no me imagino lo placentero que debe ser pasar la lengua y que de pronto se quede enredada entre un pelo y un pedazo de arequipe. O peor aún, que de pronto terminen y ella quede resoplando todo el día porque algo se le quedó en un diente, como si hubiera comido mango maduro.

3. No ser cuchillo.

Amigo peludo, este último consejo, que es cortico y que no duele, puede que cause mucho dolor y una picazón la berraca, tanto que su pareja va a creer que usted le pegó un herpes en todo el cuerpo.

Procure que cuando comparta con alguien, los pelitos no estén creciendo, porque cuando están en ese proceso son más afilados que navaja de gamín y puede dejar una herida y un ardor que no se borre jamás.

Estos tres tips, amigo peludo, harán de usted todo un caballero que no quiere ensuciar una sábana, hacerle daño a una señorita o quedar pegajoso el resto de la vida, porque sí, aunque no lo creas, durante meses vas a seguir encontrando caramelo y chispas de azúcar en todo tu cuerpo.

Y niñas, los pelos no son suciedad, algunos aún no han podido evolucionar.

Comentarios

Comentarios

Iniciar sesión

Ingresa a nuestra comunidad - hagamos humor juntos!

Don't have an account?
Registrarse

Recuperar contraseña

Clic aquí para recuperar contraseña

Back to
Iniciar sesión

Registrarse

Comunidad Internautista

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format