fbpx
rata uribista

Científicos descubren rata que vivió toda su vida sin cerebro

1 min


0
1.6k shares

Nos encantaría hacer de esta noticia algo cómico, pero no, esto en realidad pasó y ayuda a explicar el comportamiento de muchas personas ;). Científicos de la Universidad del Nordeste de Boston, Estados Unidos, descubrieron allgo muy peculiar en una de sus ratas de laboratorio. El especimen había vivido toda su vida sin un órgano tan vital como lo es el cerebro para todo ser vivo.

El Cerebro es imprescindible para funciones como respirar, tener hambre, instinto sexual o hacer algún movimiento.

El científico Craig Ferris, encargado de estudiar los animales se encontraba escaneando los cerebros de todos y cada uno de los roedores hasta que descubrió que uno de estos, sin tener este órgano vital podía oler, oír y sentir como el resto de las ratas.

”Tuvimos esta oportunidad única de tratar, de entender cómo sobrevivió el animal”

Craig Ferris

,El científico explicó que la inusual afección de la rata R222, se debe a la hidrocefalia que desarrolló desde su nacimiento, enfermedad que comprimió y colapsó el cerebro con líquido, provocando que muchas de las funciones se reubicaran en zonas que no eran absorbidas por este líquido.

Desde el sitio web de la universidad detallaron que para evaluar la memoria del animal, usaron diferentes ratas, las pusieron en una caja para observar cómo respondían al nuevo espacio y se determinó que ”en todas menos una de estas tareas, R222 se desempeñó igual que las otras ratas”

Ferris señala que esto es ”uno de los milagros de la naturaleza”, ya que R222 logró vivir con esta condición durante dos años, lo que equivale a 70 años humanos.


¡Comparte con tus amigos!

0
1.6k shares

¿Cuál es Su Reacción?

Me confunde Me confunde
2
Me confunde
Que Lindo Que Lindo
0
Que Lindo
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Lo odio Lo odio
0
Lo odio
¡Que asco! ¡Que asco!
0
¡Que asco!
¡Diablos! ¡Diablos!
5
¡Diablos!

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Señor X

Director de cine porno, veterinario, ingeniero y buen bailarín, todo eso es lo que quise ser pero no me alcanzaron las tajadas. Me gusta el chocorramo y la arepa con hogao. Mi mamá me dice que soy chévere.